19 de marzo de 2013

Por qué me gusta la moda tanto como la detesto.


¡Buenos días chicos y chicas! 

Hoy os quiero explicar la particular relación que tengo con la moda. Mirad, resulta que ella y yo no nos llevamos del todo bien. Es una relación que se me hace difícil de manejar y que, desde hace años, me ha traído muchas contradicciones así como dolores de cabeza.

Para que lo entendáis, sería como la relación que vosotras mismas podríais tener con un chico que a veces os encanta pero otras detestáis.  Una relación de AMOR - ODIO en toda regla.   

Y a continuación os explicaré el porqué. 
Todo empieza por cuestionarme las cosas más de lo que debería:

¿Es realmente importante vestir bien? ¿No es superficial ir de compras tan a menudo? ¿La ropa que llevo me define? ¿ De qué manera? ¿Nunca tengo suficiente ropa? ¿Vale la pena gastarme tanto dinero en mi aspecto físico? ¿ Me veo más guapa cuando visto mejor? En definitiva...¿SOY MÁS FELIZ?

Todas estas preguntas y un millón más son las responsables de dividirme fuertemente la opinión. Es como tener dentro de mi dos personas incapaces de ponerse de acuerdo: A veces estoy totalmente a favor de la moda y otras totalmente en contra atención, que cuando hablo de moda NO me refiero a las últimas tendencias ni nada de eso, sino a la importancia que le doy a la ropa y por lo tanto, a mi aspecto externo. 



Mi yo a favor opina que la apariencia importa. Piensa que  la ropa puede ayudar a sentirnos mucho mejor con nosotras mismas a la vez que nos define y determina. Esta yo no da solamente importancia a la ropa sinó que tambien la da a los complementos, bolsos, zapatos y por supuesto, al maquillaje para lucir un buen aspecto. 

Cuando esta parte de mí domina, tengo muchas ganas de comprarme de todo. Me dejo influenciar por la publicidad. Acumulo listas de deseos de cosas que necesito comprarme y dedico tiempo a mirar looks por internet y blogs de chicas monísimas que tienen de todo y visten suuuuper bien. Esa parte de mi me dice que me desengañe, que la sociedad me valorará más si cuido mi aspecto físico. 

Sin embargo, estos pensamientos no duran mucho últimamente. ¿El motivo? Pues porque me di cuenta de la gran trampa que tiene la moda: NUNCA TIENES SUFICIENTE. NUNCA. Te has comprado unos zapatos nuevos que ya quieres otros que te parecen mejores. Aquella  camiseta que estrenas entusiasmada,  te parece fea al cabo de unos cuantos días Y ODIO QUE PASE ESTO. 

Quien pudiera tener este armario...
Aquí pues, es cuando salto a mi otro yo que opina que la ropa NO es importante en absoluto, que solo es una necesidad como el comer o el dormir. Pienso que es mejor gastarme poco dinero en mi aspecto físico e invertirlo en libros u otras cosas  que me aporten algo útil de verdad.  Esa parte de mí piensa que la ropa no me define, que es mi personalidad quien lo hace y que por eso debo trabajarme más a ese nivel, que es lo que de verdad me hará feliz.  

También pienso que más que ir a la última, lo que me hará atractiva y segura es hacer deporte, mucho deporte. Ya que por encima de todo prevalece la salud y el bienestar con uno mismo.

Y no solo esto, sinó que a demás me declaro en contra del consumismo no responsable  y me preocupo por temas más éticos. Es aquí donde veo claramente que la industria de la moda es muy  injusta, dominada  por grandes multinacionales que se comen cada rincón de nuestra ciudad y que consiguen vender a un bajo precio gracias a la explotación de su mano de obra barata. 
 Llegados a este punto, mi gran  pregunta es: ¿Cómo manejar estas dos visiones  que me causan malestar por ser contradictorias? ¿Cuál es el punto medio entre el odio y el amor? Ya va siendo hora de encontar la importancia justa que se merece el mundo de la moda en mi vida, pero todavía ando algo perdida definiéndome. ¡Ayuda!

Y tú, ¿Qué importancia le das a la moda? ¿ Para tí es un medio de expresión o solo una gran indústria que promueve el consumo innecesario?  ¡Quiero sablero!

Besos y buena entrada a la primavera:)!


15 comentarios:

  1. Me encanta tu post!! Justo esas mismas cosas me las he preguntado yo muchas veces en mi vida. La moda a ratos me encanta tanto como me disgusta e incluso me crea ansiedad. Porque... qué pasa cuando no llevas lo último, o lo que es peor, cuando quieres comprarte algo que te encanta pero quizá es ya una tendencia que está pasada... En fin... que a veces estresa, esa es mi verdad, por eso siempre que me vienen todas esas dudas recuerdo la frase de Coco Chanel: la moda pasa, el estilo permanece. Así que no dejes que la moda te incomode ;P

    Besos, y gracias por pasarte por nuestro blog!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja me alivia un poco pensar que no soy la única a quien le pasa! Me alegro que te gustara! A mí me gusta la frase que me dejaste... :)!

      Eliminar
  2. Hey, hola, hola, qué tal. Yo también soy de esas personas que se contradicen muchísimo a la hora de comprar o no. Una vez tengo algo es como que siempre necesito algo más, cierto, es horrible, parece que nunca tengamos nada cuando la realidad es que el armario está abarrotado.

    Mejor, sin más es despreocuparse. ¿Que te gusta algo?, pues mira bien por qué, date cuenta de si realmente le vas a sacar el provecho suficiente en tus días, pero no conviertas en necesidad el día a día de ir a la moda. Creo que es mejor vivir para otras cosas, libros y demás como dices, imagínate la moda a tu gusto, o créala.

    Me ha parecido interesante tu entrada, de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas palabras! Es cierto, compramos compramos sin preguntarnos si lo necesitamos de verdad o si le vamos a dar un buen uso. Es por eso que prefiero gastarme mi dinero en otras cosas más duraderas o que dejen una huella más satisfactoria en mi!

      Decirte que me gusta tu espíritu y tu blog:)!

      Eliminar
  3. Muy buena entrada!
    La verdad a la moda no le doy mucha importancia aunque aveces en ciertas ocasiones si me gustar andar bien jajaj igual mi mamá es la que me obliga a "vestirme bien" :P Pienso que es un medio de expresión pero muchas veces la gente abusa y se vuelve un consumo innecesario.
    Te espero por mi blog!
    Besos^^

    ResponderEliminar
  4. Yo también odio cuando algo que te encantaba de repente deja de gustarte, es un coñazo!

    ResponderEliminar
  5. Supongo que a todas nos pasa un poco lo que a ti ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sorprende que lo diga una amante de la moda como tú! No sabía que también os podría pasar a vosotras, la verdad.. Pero sí, supongo que como humanos que somos, nadie se libra de las contradicciones!
      Besos!

      Eliminar
  6. you have very nice blog!
    Wanna follow each others on gfc and bloglovin? Let me know! kisse

    ResponderEliminar
  7. Acabo de encontrar tu blog y me ha encantado, asi que para no perderme nada te sigo desde ya!!
    Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito
    Un Saludo
    dezazu.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  8. super cute!

    www.glamourgirl-bg.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Acabo de descubrir tu blog y me ha gustado mucho este post! Precisamente tengo en la recamara un post sobre mi relación con la moda, a falta de unos retoques y últimas reflexiones.

    En general, nunca he sido una fashion victim, y no suelen causarme muy buena impresión esas personas que se obsesionan tanto en ir a la última que si las ves de un año a otro parecen diferentes, siempre parece que van disfrazadas.

    Sin embargo soy coqueta, me gusta ponerme mona, pero he aprendido con el tiempo a consumir más responsablemente y a pensármelo mil veces antes de comprarme una prenda o unos zapatos. Me pregunto ¿Vas a sacarle provecho? ¿te gustará mañana? y otras muchas dudas que me asaltan.

    Personalmente odio tener ropa en el armario que me he puesto tan sólo en contadas ocasiones, y me encantan esas prendas a las que les tengo un cariño especial.

    La moda me interesa como manifestación cultural, y aunque soy una absoluta analfabeta en el tema, me gustaría aprender mucho más acerca de las tendencias y reflexionar de donde vienen, como evolucionan, etc.

    En este tema, como en muchos otros, creo que en el punto medio está la virtud.

    ResponderEliminar
  10. pues opino que cada uno debe poner la moda a su servicio, desarrollar un estilo personal y saber lo que te sienta bien y con lo que estás guapa o guapo, para comprar con cabeza, teniendo presente las tendencias pero sobre todo siendo fiel a una misma...ésa es la manera que creo los dos puntos de vista pueden confluir,
    un besazo y gracias por visitar mi blog.

    ResponderEliminar
  11. buen post, a mi me pasa como a ti, miro look, me dejo lleva por lo que veo y luego me cabreo, no me sienta la ropa como a las demas, no tengo suficiente, no tengo sdonde guardarlo, nunca se que ponerme.... creo q es importante ir bien, y tener ropa, la imagen si nos determina y por ello apuesto por diferentes look, no que un dia me acueste pija y me levante gotica jajja pero si dentro de tu estilo variar un poquito y darle la importancia que se merece. ahh y claro que hacer deporte es importante y te hara tb guapa, pero q asco, hasta cuando quiero haceer deporte me invade la moda y quiero ir guapa al gym jajaj notenemos remedio, muaki

    ResponderEliminar
  12. Me siento totalmente identificada, siempre he opinado lo mismo y nunca había sabido como explicárselo a alguien. Es amor-odio, ahora lo veo claro. Me encanta la ropa e ir de compras y detesto el consumismo, ya que no creo que me haga verdaderamente feliz. Yo tampoco sé cómo manejarlo...

    ResponderEliminar